Qué es y para que sirve la tiamina

Muchas veces escuchamos hablar sobre la importancia de tener una alimentación variada y balanceada para que podamos gozar de una buena salud. Esto efectivamente es así debido a que es por medio de la dieta que podemos incorporar a nuestro organismo todos los nutrientes y sustancias que éste necesita para funcionar adecuadamente. Esto es sumamente muy importante y a menudo como las personas desconocen las funciones que cada uno de los nutrientes que podríamos incorporar a través de los alimentos cumple en el organismo, termina descuidando su consumo. Es por esto que en el día de hoy queremos hablar de la tiamina, también conocida como vitamina b1, una sustancia de la cual no se habla mucho pero si cumple importantes funciones en nuestro organismo. A lo largo de este post vamos a contarte Qué es y para que sirve la tiamina, además de aquellos alimentos y fuentes en los que la podrás encontrar. Espero que te sea útil esta información…

¿Qué es la Vitamina B1 o Tiamina?

Tal como venimos haciendo mención hasta ahora, la tiamina es el nombre con el que se conoce a la vitamina B1, que como su nombre lo indica, pertenece al completo de las vitamina B. De todas maneras como se la descubrió en el año 1911 y fue la primera en ser descubierta, es común que a veces se haga referencia a ella tan sólo diciendo vitamina B.

Debemos saber que se trata de una vitamina cuyas funciones son más bien energéticas, esto es, que cumple un rol esencial en el metabolismo de las proteínas, grasas y carbohidratos. Pero además se debe destacar brevemente, al hablar de sus funciones en general, que esta vitamina tiene un efecto especial sobre el sistema nervioso, ya que es esencial para que se pueda realizar una buena conexión interneuronal a la vez que participa en el proceso de síntesis de los neurotransmisores.

¿Para qué sirve la Tiamina?

Al igual que sucede con otros nutrientes y vitaminas, la tiamina cumple funciones vitales para el organismo, por lo que es importante siempre lograr cubrir los requerimos diarios del organismo respecto a ella.

Empezando a mencionar las funciones de la vitamina B1, debemos comenzar diciendo que colabora para que el organismo pueda transformar los alimentos en energía para que pueda cumplir sus funciones. Pero sobre todo, es fundametal esta vitamina en el proceso de producción de enzimas que participan en este proceso.

Dijimos hace un momento que es una vitamina que está muy asociada al sistema nervioso. Esto se debe por un lado, a que colabora en el proceso de absorción por parte del cerebro de la glucosa, lo cual es necesario para un buen funcionamiento de éste. Es por esto que en aquellos casos en los hay una carencia de la tiamina, pueden aparecer problemas para concentrarse, de memoria o de agilidad mental, problemas de atención e incluso inestabilidad emocional como depresión y apatia.
Por otro lado, también ayuda a que el sistema nervioso pueda nutrirse adecuadamente con la glucosa. Y por esto mismo cuando se producen déficit de esta vitamina, las fibras nerviosas empiezan a degradarse y pueden empezar a aparecer ciertos síntomas muy molestos y hasta desagradables, que tienen que ver con sensación de hormigueo tanto en las piernas como en manos y pies, junto con problemas en la coordinación motriz.

También la vitamina b1 sirve para que los músculos se puedan nutrir en forma adecuada y otra vez, en aquellos casos en los que en el organismo empieza a haber una falta de esta vitamina, la persona empezará a notar falta de agilidad, dolores en las pantorrillas e incluso malas contracciones en el órgano cardíaco, es decir, en el corazón.

A su vez, diversos estudios han mostrado que la vitamina b1 es muy importante para la buena salud de la vista. En este sentido se ha detectado que las persona que tienen glaucoma tiene un déficit de esta vitamina.

Por último respecto a su funciones, se dice que es una vitamina que ayuda a abrir el apetito, por lo que es ideal para aquellas personas con alguna patología y que se alimentan poco. Y por otro lado, favorece el proceso de cicatrización de heridas.

Es importante saber el rol que la tiamina cumple en los casos de alcoholismos, ya que en estos cuadros se destruye esta vitamina y es por esto que el tratamiento suele consistir en la administración de la tiamina junto con otras vitaminas del complejo B.

Déficit de Tiamina: Consecuencias 

La principal consecuencia por el déficit de esta vitamina en el organismo es una enfermedad llamada Beri beri. Se trata de un cuadro muy común, sobre todo en aquellas personas que llevan una alimentación que está basada en el consumo de productos refinados y azucarados. Es importante aclarar que esta enfermedad no aparecerá en aquellos casos en los que la alimentación se complementa con otros alimentos que son fuente de esta vitamina, por ejemplo con huevos, carnes y pescados.
Esta es una enfermedad muy común en población pobres que llevan este tipo de alimentación, la cual es deficiente y se basa sobre todo en el consumo de arroz blanco.

Los síntomas de esta enfermedad tienen que ver con la falta de apetito, la fatiga y el cansancio, acompañados de una sensación de debilidad generalizada y problemas de coordinación motriz y dolores en las pantorrillas.
Cuando esta enfermedad no se revierte a tiempo y sigue avanzando, puede provocar problemas de corazón, enfermedades complejas en el sistema nervioso, junto con inflamaciones en este.

Alimentos que son fuente de Tiamina 

Podemos encontrar alimentos tanto de origen animal como vegetal que sean fuente de esta vitamina, por lo que es mucho más fácil evitar su deficiencia si se hace una alimentación variada.

Respecto a los alimentos de origen animal, debemos decir que son en ellos en los que encontramos los mayores niveles de esta vitamina en comparación a otros alimentos, debido a que ella es una vitamina que suele presentarse en muchas proteínas. Ejemplos de este tipo son: la carne roja, la carne blanca, el pescado, los mariscos y las vísceras.
También podemos encontrarla en lácteos como la leche, y el queso entre otros, y en el huevo, pero en estos casos en menor concentración respecto a lo antes mencionado.

Hablando de los alimentos de origen vegetal, también en ellos podemos encontrar producto que sean fuente de tiamina, siendo un ejemplo de esto las legumbres, entre las que podemos mencionar los guisantes, las lentejas, los garbanzos, los maní, la soja, etc.
Luego de estos encontramos a los cereales, como la cebada, la avena, el trigo, el maiz, el arroz, la pasta y el pan entre otros derivados. Esto se debe a que los cereales integrales son fuente de tiamina y hoy en día los productos refinados y las harinas han sido enriquecidas con esta vitamina.

A su vez, también en algunos vegetales podemos encontrar esta vitamina, como es en el caso de la zanahoria cruda, las papas, la espinaca, la banana, los frutos secos como las nueces, avellanas y almendras entre otros, las naranjas, los puerros, las cebollas, los ajos, etc.

Por último, es importante aclarar una vez más la importancia de cuidar nuestra alimentación, para que a través de ella podamos brindarle a nuestro organismo todos los nutrientes que necesita para funcionar adecuadamente.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *