Qué es y para qué sirve el Naproxeno?

Habitualmente solemos escuchar sobre los usos y beneficios del Naproxeno. A continuación les contamos todos los detalles.

Naproxeno – Qué es

El naproxeno es un medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINE) de la clase de ácido propiónico (la misma clase que el ibuprofeno) que alivia el dolor, la fiebre, la hinchazón y la rigidez. Es un inhibidor no selectivo de la COX, generalmente se vende como la sal de sodio.

El naproxeno presenta un riesgo intermedio de úlceras estomacales en comparación con el ibuprofeno, que es de bajo riesgo, y la indometacina, que es de alto riesgo. Para reducir el riesgo de ulceración estomacal, a menudo se combina con un inhibidor de la bomba de protones (un medicamento que reduce la producción de ácido estomacal) durante el tratamiento a largo plazo de personas con úlceras estomacales preexistentes o un historial de úlceras estomacales en desarrollo con AINE.

Naproxeno – Usos

El naproxeno se usa para aliviar el dolor de diversas afecciones, como dolores de cabeza, dolores musculares, tendinitis, dolor dental y cólicos menstruales. También reduce el dolor, la hinchazón y la rigidez de las articulaciones causada por la artritis, la bursitis y los ataques de gota. Este medicamento se conoce como un medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINE). Funciona al bloquear la producción de ciertas sustancias naturales que causan inflamación en su cuerpo.

Naproxeno – Cómo usar

Lea la Guía del medicamento que le proporcionó su farmacéutico antes de comenzar a usar naproxeno y cada vez que lo vuelva a llenar. Si tiene alguna pregunta, consulte a su médico o farmacéutico.

No se acueste durante al menos 10 minutos después de tomar este medicamento. Para prevenir el malestar estomacal, tome este medicamento con alimentos, leche o un antiácido.

Para reducir su riesgo de sangrado estomacal y otros efectos secundarios, tome este medicamento a la dosis efectiva más baja durante el menor tiempo posible. No aumente la dosis ni tome este medicamento con más frecuencia que la indicada. Para ciertas afecciones (como la artritis), puede tomar hasta dos semanas tomar este medicamento regularmente hasta que obtenga el beneficio completo.

LEA TAMBIÉN  ¿Qué es el Clean Eating? Características de una dieta sin conteo de calorías

Si está tomando este medicamento “según sea necesario” (no en un horario regular), recuerde que los analgésicos funcionan mejor si se usan cuando aparecen los primeros signos de dolor. Si espera hasta que el dolor empeore, es posible que el medicamento no funcione tan bien. Informe a su médico si su condición no mejora o si empeora.

Naproxeno – Efectos secundarios

Puede causar malestar estomacal, náuseas, acidez estomacal, dolor de cabeza, somnolencia o mareos. Si cualquiera de estos efectos persiste o empeora, informe a su médico o farmacéutico inmediatamente.

Recuerde que su médico le ha recetado este medicamento porque ha juzgado que el beneficio para usted es mayor que el riesgo de efectos secundarios. Este medicamento puede elevar su presión arterial. Controle su presión arterial regularmente e informe a su médico si los resultados son altos.

Dígale a su médico de inmediato si tiene algún efecto secundario grave, incluyendo: fácil aparición de moretones / sangrado, dificultad para tragar / dolorosa, cambios mentales / anímicos, hinchazón de los tobillos / pies / manos, aumento de peso repentino / inexplicable, rigidez en el cuello inexplicable, cambios en la visión, cansancio inusual.

Síntomas para preocuparse: orina oscura, náuseas / vómitos / pérdida del apetito persistentes, dolor estomacal / abdominal, ojos / piel amarillentos.

Una reacción alérgica muy grave a este medicamento es rara. Sin embargo, busque atención médica de inmediato si nota cualquier síntoma de una reacción alérgica grave, que incluye: erupción, picazón / hinchazón (especialmente en la cara / lengua / garganta), mareos intensos, dificultad para respirar.

 

Puede causar malestar estomacal, náuseas, acidez estomacal, dolor de cabeza, somnolencia o mareos. Recuerde que su médico le ha recetado este medicamento porque ha juzgado que el beneficio es grande, siendo menor la posibilidad de contraer efectos secundarios, teniendo inconvenientes que afecten gravemente a su salud, obligándolo a realizar un tratamiento prescripto. Mucha gente que usa este medicamento no tiene efectos secundarios graves.

LEA TAMBIÉN  ¿Qué es el legrado? Causas por las que se lo hace

Este medicamento puede elevar su presión arterial. Controle su presión arterial regularmente e comunique a los especialistas si los resultados no son los esperados, siendo los valores muy superiores a los normales.

Dígale a su médico de inmediato si tiene algún efecto secundario grave, incluyendo: fácil aparición de moretones / sangrado, dificultad para tragar / dolorosa, cambios en la audición, cambios mentales / anímicos, hinchazón de los tobillos / pies / manos, aumento de peso repentino / inexplicable, rigidez en el cuello inexplicable, cambios en la visión, cansancio inusual.

Este medicamento rara vez puede causar una enfermedad hepática grave (posiblemente mortal). Busque atención médica de inmediato si presenta cualquier síntoma de daño hepático, que incluye: orina oscura, náuseas, dolor estomacal / abdominal, ojos / piel amarillentos.

Una reacción alérgica muy grave a este medicamento es rara. Sin embargo, busque atención médica de inmediato si nota cualquier síntoma de una reacción alérgica grave, que incluye: erupción, picazón / hinchazón (especialmente en la cara / lengua / garganta), mareos intensos, dificultad para respirar.

Esta no es una lista completa de posibles efectos secundarios. Si nota otros efectos no mencionados anteriormente, comuníquese con su médico o farmacéutico.

Naproxeno – Precauciones

Antes de tomar naproxeno, anuncie al especialista si es alérgico a éste; o a aspirina u otros AINE (como ibuprofeno, celecoxib); o si tiene alguna otra alergia Este producto puede contener ingredientes inactivos, que pueden causar reacciones alérgicas u otros problemas. Consulte a su farmacéutico para obtener más detalles.

Antes de tomar este medicamento, informe a su médico o farmacéutico su historial médico, especialmente de: asma (incluyendo antecedentes de empeoramiento de la respiración después de tomar aspirina), trastornos sanguíneos (como anemia, problemas de coagulación / sangrado), crecimientos en la nariz (pólipos nasales), enfermedad cardíaca (como un ataque cardíaco previo), presión arterial alta, enfermedad hepática, accidente cerebrovascular, problemas de garganta / estómago / intestinales (como hemorragias, acidez estomacal, úlceras).

LEA TAMBIÉN  ¿Qué es la Ansiedad? ¿Cuándo es patológica?

Los problemas renales a veces pueden ocurrir con el uso de medicamentos NSAID, incluido el naproxeno. Es más probable que surjan problemas si está deshidratado, tiene insuficiencia cardíaca o enfermedad renal, es un adulto mayor o si toma ciertos medicamentos (consulte también la sección de Interacciones con otros medicamentos). Tome muchos líquidos según las indicaciones de su médico para evitar la deshidratación.

Puede provocar sueño. El alcohol o la marihuana lo pueden hacer sentir mareado o soñoliento. No conduzca, use maquinaria ni haga nada que requiera estar alerta hasta que pueda hacerlo de manera segura. Habla con tu médico si estás usando marihuana.

Esta medicina puede provocar hemorragia estomacal. El uso diario de alcohol y tabaco, puede aumentar su riesgo de sangrado estomacal. Limite el consumo de alcohol y deje de fumar.

Este medicamento puede hacerlo más sensible al sol. Limita tu tiempo al sol. Evita las cabinas de bronceado y las lámparas solares. Use protector solar y use ropa protectora cuando esté al aire libre. Informe a su médico de inmediato si se quema el sol o si presenta ampollas / enrojecimiento en la piel.

Algunos productos de naproxeno contienen sal (sodio). Informe a su médico si está siguiendo una dieta restringida en sal. Antes de someterse a una cirugía, informe a su médico o dentista acerca de todos los productos que usa. Pronto le iremos acercando más información, esperando que realicen sus consultas, para poder quitarles las dudas, aunque siempre con la recomendación de que consulten a su especialista más cercano y de confianza.